Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2014

Eduardo Sánchez Rugeles: Tuve la desventura de tener una infancia feliz

La escena comienza en un viejo edificio de Gran Vía de Hortaleza, un antiguo y discretamente retirado barrio ubicado al noreste de Madrid, cuya tranquilidad lo hace idóneo para la cantidad de ancianos que reside en la zona. Son las siete de la mañana. En el interior de un apartamento se escucha el insistente sonido de un despertador que, como todos los días, será ignorado. Hora y media después, finalmente, su dueño logrará ponerse en pie. Se preparará un desayuno frugal, en el que no podrá faltar el café, y caminará sin prisa en dirección a la parada 107, donde aguardará el autobús que lo llevará a la Biblioteca Municipal Dámaso Alonso, de Chamartín. Allí permanecerá escribiendo, corrigiendo, investigando, hasta que el hambre, como un perro que muestra la correa, le anuncie que ya deben ser cerca de las dos de la tarde, con lo que dará por concluida su jornada. En esa rutina, casi inalterable, transcurren sus días desde hace casi tres años. * Una mañana de febrero de 2010 se reunieron en…

Damon Albarn y el exilio en Plastic Beach

Imagen
Nacido el 23 de marzo de 1968 en el rudo barrio de Whitechapel (en Londres), y criado en el seno de una familia bohemia en el densamente poblado Leytonstone, Damon Albarn entraría a estudiar piano y guitarra, a la edad de 12 años, en el Colegio Stanway Comprehensive, donde conocería y se haría amigo de un chico de origen alemán llamado Graham Coxon. Al poco tiempo se perderían de vista, para reencontrarse ocho años después en el Goldsmiths College. Al año siguiente formarían, junto a Alex James y Dave Rowntree, la banda que daría inicio a la carrera musical de ambos: Blur.
Aunque produjo un sonido más o menos típico de su época, vale destacar que Blur mostraba un talento peculiar ya que, entre las cientos de bandas de entonces que no alcanzaron a trascender más allá de su momento, lograron zafarse de los sonidos de moda para ubicarse en un permanente futuro inmediato. De hecho, para 2006 ya habían publicado siete larga duración, cinco de los cuales alcanzaron el número 1 de ventas en R…

Norberto José Olivar: Fracaso y necedad son una buena combinación para escribir

Imagen
Maracaibo, vista por encima, nos remite a sus más típicos clichés: la Feria de la Chinita, la Velada de Santa Lucía, ríos interminables de cerveza helada, montañas de patacones, gaitas todo el año y, en el aire, una palabra que debió haber nacido allí: la sandunga, que es como una gracia peculiar para vivir un permanente estado de jolgorio.
Pero las ciudades no son siempre lo que parecen. Hay otra Maracaibo al margen de los espejismos nacidos al calor (nunca mejor dicho) de un sol capaz de producir una sensación térmica que ronda los 45 grados. Una ciudad-puerto, cargada de historias sombrías y misteriosas, cuyas iglesias ubicadas en el casco central “están distribuidas de tal forma que sirven para contrarrestar la proliferación y concentración de fantasmas, demonios y toda especie de criaturas del mal, de la oscuridad”.
Y atisbando entre los signos, un hombre observa, escudriña y apunta ese mundo invisible, para trasladarlo a novelas como Un vampiro en Maracaibo, de donde tomamos la ci…